viernes, 30 de marzo de 2012

Empanadas de Atún y Aceitunas

Extrañaba mucho estas empanadas, típicas de México y clasicas en mi casa, pues mi mama siempre las prepara en la temporada de cuaresma.
Su relleno es de un guiso de atún con aceitunas y chile jalapeño o caribe y las encuentras en cualquier panadería en esta temporada.
Esta receta de mi mama queda deliciosa y el guiso o relleno puedes comerlo también acompañado de tortillas de maíz (se que suena rara la combinacion, pero sabe muy rico en taquitos) o como acompañamiento a un sencillo arroz o pasta.
Si viviera en México las prepararía mas fácil, porque en cualquier super encuentras latas de salsas excelentes para hacer este atún, pero estando en Portugal me tuve que conformar con un chile estilo serrano, que no es exactamente serrano y no pica como tal.  También se puede usar un pimiento verde picado, sobre todo a quien no le gusta lo picoso o tiene niños pequeños.
Espero que les gusten estas empanadas tanto como a mi!!
Empanadas de Atún y Aceitunas
Ingredientes
Relleno:
4 latas de atún (de preferencia en agua) de 120 gr
1/2 cebolla picadita en cuadritos
120 gr de aceitunas con pimiento morrón picadas
3 chiles serranos grandes (o 1 chile serrano y medio pimiento verde o 1 pimiento verde, dependiendo de cuan picoso quieras el relleno, también puedes sustituir por chile caribe).
1 tomate grande picado en cuadritos
2 cucharadas de puré de tomate
3 o 4 ramitas de cilantro fresco picado
aceite de oliva extra virgen
Masa:
3/4 kg de masa hojaldre
Harina para amasar
1 huevo batido
rinde para unas 40 empanadas pequeñas

Procedimiento
Relleno:
1.- Calentar un sartén a fuego medio y agregar 1 cucharada y media de aceite de oliva.
2.- Dorar la cebolla hasta que este translúcida y agregar los chiles y/o pimiento verde, remover hasta que se ablande un poco el chile.
3.- Agregar el tomate picado y mezclar todo muy bien por un minuto, luego añadir las aceitunas.
4.- Vaciar el atún escurrido al sartén e integrar todo muy bien, agregar el puré de tomate y el cilantro fresco y guisar todo por 5 minutos mas.
5.- Apagar y dejar que se enfríe un poco.

Masa:
1.- Precalentar el horno a 200 C.
2.- Sacar la masa del refrigerador 5 minutos antes de trabajar con ella y extender sobre una mesa enharinada a que tenga un grosor de 3-4 mm y cortar la masa en varios circulos con molde de galleta de 10 cm de diámetro.
3.- Poner una cucharada de relleno en la mitad del circulo, dobla el circulo a la mitad encima del relleno y presiona las orillas con un tenedor ligeramente  enharinado.

4.- Coloca sobre una charola para hornear  con papel para hornear dejando un espacio de 2 cm entre empanadas.

5.- Perforar con un tenedor un par de veces a las empanadas y barnizalas con un huevo batido.

6.- Meter al horno por 8-10 minutos.

Notas:
No le agregue sal al relleno porque las aceitunas y el atún tienden a ser salados, dependiendo de la marca, prueba y agrega sal a tu gusto. Solo agregue un poco de puré de tomate para darle sabor, este guiso no debe quedar caldoso, si tiene muchos jugos trata de escurrirle un poco a la hora de colocar el relleno en la masa, porque se humedecera demasiado y no se cocerá bien. Además los jugos hacen mas difícil que selles las empanadas.
Mis empanadas están de tamaño pequeño, tradicionalmente son mas grandes, si las haces de mayor tamaño el tiempo tendrá que ser entre 10-15 minutos, pero hay que estar atento y checar constantemente para evitar que se quemen.
Esta cantidad que hice quiza se les haga demasiado, pero por su tamaño desaparecen pronto, al menos aqui no duran mucho!
Son geniales para un día de campo, como botana o mas grandes acompañadas de una ensalada para los días de cuaresma.

martes, 27 de marzo de 2012

Pollo Rostizado con Limón y Paprika

Puede ser intimidador preparar un pollo rostizado, pero ya me convencí de que vale totalmente la pena hacer uno.  A veces con las prisas optamos por comprar uno y normalmente son buenos, pero en serio que no se compara con uno hecho en casa.
lo mejor de hacer un pollo rostizado, es que todo ese pollo que sobre sera delicioso en una ensalada o en un sandwich.
Este ano me propuse firmemente hacer uno, como paso preparatorio para enfrentarme al pavo en Navidad, pues cada Diciembre mi madre nos insiste a mi hermana y a mi que tenemos que aprender para cuando ella no pueda hacerlo (espero que eso se lleve mucho mucho tiempo).
El caso es que me daba asco y cosa eso de esculcar dentro del avezucho y limpiarlo, pero en realidad no es tanto. Solo compre un pollo sin dentros y lo lave muy bien bajo el chorro del agua.  Eso si, ni modo, tienes que meter la mano para sacar aquello que se queda pegado, pedazos de pulmón u otras cosas, hasta que quede listo.
Pero ya pasada esta parte y después que limpias y desinfectas toda el área en que estuvo en contacto el pollo, todo resulta realmente fácil.  Al menos después de hacer cuatro pollos, creo que ya puedo sentir que lo logre, jeje.
Pollo Rostizado con Limón y Paprika
Ingredientes:
1 pollo de 1 kg sin dentros
1 cebolla grande cortada en rebanadas gruesas
1 pimiento rojo (morrón) cortado en cuadros grandes
6 dientes de ajo con cascara
1 limón entero partido a la mitad
Jugo de otro limón
1 1/2 cucharadita de sazonador cítrico (que trae sal de mar, cascara de naranja y limón, hierbas secas)
1 cucharadita de paprika
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de mantequilla
Sal de mar al gusto
Pimienta al gusto

Procedimiento:
1.- Lavar muy bien el pollo por dentro y por fuera, sacando todos los dentros que se puedan haber quedado pegados.  Secar con toallas de servilleta.
2.- Salpimentar por dentro al pollo e introducir 3 dientes de ajo y dos mitades de limón (sin las semillas).
3.- En un pequeño tazón mezclar el jugo de limón, sazonador cítrico, aceite de oliva, paprika y mantequilla.  No importa que la mantequilla no este fundida y no se integre por completo a lo demás, solo que quede mezclada con los demás ingredientes.
4.- Con cuidado y tratando de no romper la piel con tus dedos abrir una bolsa entre la piel y la carne en la parte de las pechugas, y embarra lo mas lejos posible la mantequilla con especias. También unta por fuera todo el pollo.

5.- Dar unos ligeros brochazos con la mezcla que sobro de mantequilla a una charola para hornear, acomodar las rebanadas de cebolla en el centro (para que sirva de base al pollo), pimiento morrón, ajos y pedazos de pimiento y darles otra ligera pasada encima.

6.- Colocar el pollo encima con las patas amarradas con un cordel de cocina humedecido en agua, con la parte de las pechugas hacia arriba, encima de las cebollas.

7.- Meter a un horno precalentado a 180 C por 40-45 minutos, dándole vuelta a la charola a la mitad del tiempo. Sacarlo y revisar con un termómetro para carnes que la temperatura interna del pollo sea 77 C (170 F).
Si le falta meterlo otros 10-15 minutos, pero cubierto con papel metálico para que no se quemen las cebollas y vegetales.

Nota: A partir de esos 40-45 minutos, se agregan 20 minutos mas por medio kilo del ave, pero siempre hay que estar checando con el termómetro para que no este demasiado tiempo, porque el pollo se puede resecar. 
Esta vez no tenia a la mano ramas de romero, pero acostumbro ponerle unas ramitas dentro junto con el limón y ajos y otras poquitas hojitas dentro de la piel.  También lo he hecho metiéndole cilantro y queda muy bien.  Puedes agregar otros vegetales y a mucha gente le gusta hacer gravy con los jugos del pollo.  Yo no soy muy fan de los gravys, pero si me gusta vertirle los jugos encima al pollo a la hora de servirlo, queda riquisimo!
Como se ve en la foto, se me termino el cordel de cocina, pero logre acomodar las piernas atorándolas en la misma piel del pollo.

viernes, 23 de marzo de 2012

Volteado de Piña

Ya tenia ganas de un buen postre, algo rico y sustancioso para acompañar con un café.  Tenia pendiente el realizar este pastel, que siempre hago para día de reyes.  Aunque les suene extraño y no sea esta la clásica receta de rosca de reyes, siempre hago ese pastel poniéndole 3 monitos escondidos para festejar el 6 de enero.
Pero este año debido a que me di una buena resfriada ya casi para regresarme de México, no me fue posible hacer esta rosca.
Me encanta esta receta porque la piña le da un toque delicioso al pastel, siempre que lo hago quedo bien con todos y de nueva cuenta me vuelven a pedir que lo haga.
Así que ¿ya les llego el aroma dulce desde este blog? Mmm, ¡porque yo estoy disfrutando de mi rebanada!

Volteado de Piña

Ingredientes:
Mantequilla para engrasar el molde
6 pzas rodajas de piña de lata bien escurridas
6 pzas cerezas en almíbar escurridas
1 Tasa azúcar
1 Tasa aceite vegetal
½ Tasa leche o almíbar de piña
4 pzas huevos batidos
1 Cucharada  vainilla
2 Tazas  harina
2 cucharadita  polvo de hornear
1 cucharadita  sal
Procedimiento:
1.- Calentar el horno a 180 C
2.- Engrasar y enharinar un molde de 25 cm (10 pulg), ponerle azúcar en el fondo espolvoreada y acomodar las rodajas de piña con una cereza en el centro de cada rodaja
3.- Batir el aceite, azucar y huevos con vainilla
4.- Mezclar harina, polvo de hornear y sal
5.- Agregar la mezcla de harina a la de aceite, alternando la leche hasta que todo quede incorporado.
6.- Vaciar sobre el molde y meter al horno de 40 a 45 minutos o hasta que salga limpio un tenedor al insertarlo en el pan.
7.- Sacar y enfriar por 10 minutos para luego desmoldar.
Nota: Desmoldar con mucho cuidado, porque el azúcar que le ponemos en el fondo al molde después de enharinarlo, crea una costra acaramelada y pegajosa.  Por eso es muy importante también que al enharinarlo quitemos los excedentes de harina y que la piña y cerezas estén bien escurridas.
Esta es una receta para una rosca regular. Para la rosca que ven en la foto, utilice un molde mas grande, de 30 cm de diametro y 10 cm de altura, por lo cual tuve que utilizar 1 1/2 receta para la masa y 8 rebanadas de piña y 8 cerezas en almibar.

martes, 20 de marzo de 2012

Crema de Calabacita

¡¡Se acerca la Primavera!! ¡¡Gracias a Dios!! Fue un invierno largo y lleno de resfriados y enfermedades, ya quiero el calorcito, las tardes agradables en que puedo salirme al parque con mi pequena sin temores del clima.  Pero aunque ya la ansio y ya esta cerca, aun se ponen frios algunos dias, cuando se siente un vientecito helado que no combina ya con el fuerte sol.
En fin, todavia son muy necesarias las sopitas, sobre todo porque es la unica forma en que hago que mi nina coma verduras. Y resulta que la que mas le gusta es la de calabacita, claro esta, siempre y cuando se la cuele, porque odia que le salgan pedacitos de hierbitas, cebolla o alguna otra cosa a las que les llama por igual "basuritas".
 Sabra Dios de donde saco ese adjetivo, pero me dio mucha risa cuando en su fiesta de cumpleanos, servimos taquitos de carne con cebollita, tomate y otras cosas y cuando le servimos su plato, olvide quitarselas con la prisa de estar atendiendo a todos los invitados. Entonces me grito en medio de la sala:  ¡Mama! ¿Le quitas las basuritas?
 ¿Eh? dijeron varios volteandome a ver y yo rapidamente les explique.  Entonces uno de sus tios, que ya llevaba su segundo plato (porque a todos les encantaron esos tacos) me grita: ¡¡Yo quiero mas tacos de basuritas!! jajaja.  En fin, ya me aleje del tema y en este post no esta esa receta de los taquitos, que prometo poner mas adelante, asi que continuemos con la crema de calabacita, jeje.
Crema de Calabacita
Ingredientes:
3 calabacitas medianas
1/2 cebolla entera
4 o 5 ramitas de cilantro
1 1/2 cubitos de caldo de verduras
1 3/4 litros de agua
1 cucharadita de mantequilla
leche al gusto

Procedimiento:
1.- Poner en una olla grande con el agua las calabacitas, la cebolla, cilantro, cubo de sabroseador de verduras y el agua.
2.- Dejar en flama media hasta que las calabacitas de ablanden.
3.- Transferir todo a la licuadora y pulsar hasta que se mezcle y triture bien todo.
4.- Calentar la misma olla a fuego medio y derretir la mantequilla, vaciar la mezcla de la licuadora y mover todo muy bien, dejando todo unos cinco minutos.
5.- Agregar un chorro de leche o crema (al gusto) y dejarlo todo solo a que de un leve hervor y apagar.
6.- Servir caliente con galletas saladas o crutones.
Nota: Siempre uso leche descremada, pero puedes agregar entera o crema a tu gusto.  Puedes quitar el cilantro si no te gusta el sabor. Me gusta mucho acompanarla con galletas ritz o crutones, bien caliente.



sábado, 17 de marzo de 2012

Berenjena a la Mozzarella

Este platillo es otro de mis favoritos y como no lleva carne, es perfecto para esta temporada de cuaresma.  Como había mencionado anteriormente, una vez que descubrí como quitarle lo amargo a la berenjena me hice fan de ella.
El preparar estas rebanadas de berenjena para hacer el platillo me da muchas opciones, porque puedo guardar unas pocas para agregarselas a un sandwich o alguna pasta.
El queso mozzarella es ideal para esta receta, pero puede ser sustituido por cualquier otro queso que se funda.
Berenjena a la Mozzarella
Ingredientes:
3 berenjenas medianas o 2 grandes
aceite de oliva extra virgen (o aceite en aerosol)
sal de mar
400 gr de queso mozzarella rallado
1 lata de tomate triturado de 425 ml (yo utilizo una marca que viene con albahaca)

Procedimiento:
1.- Cortar la berenjena en rebanadas diagonales, para que salgan un poco mas grandes.
2.- Untar con sal de mar todas las rebanadas y ponerlas en un colador con un plato debajo.  Protegerlas por encima con plástico adherente y ponerles un peso encima, hacer esto con anticipacion.  Si vas a cocinar para mediodía, dejarlas escurriendo desde temprano.  Este proceso es para que se salga el jugo amargo de la berenjena.
3.- A la hora de cocinar, darles una pequeña enjuagada (si no hago esto me quedan muy saladas), secarlas con toalla de papel de cocina y colocarlas sobre una charola engrasada. Darles una ligera pincelada con aceite de oliva con una brocha por los dos lado o una rociada de aceite en aerosol.
4.- Meter la charola al horno precalentado a 200 C por unos 15 minutos, a que se doren, a mitad del tiempo voltearlas para que sea mas uniforme el cocimiento.

5.- En un refractario (Yo utilizo un sartén que se puede meter al horno) se vacía la lata de tomate triturado, luego una capa de rodajas de berenjena asada y luego una capa de queso rallado, repito con otra capa de berenjena y otra de queso rallado.  Seguir así y terminar con el queso rallado.


6.- Meter al horno a 200 C de 12 a 15 minutos, solo a que se funda y dore el queso a tu gusto.  Servir caliente.


Nota:  Puedes acompañar este plato con una sencilla pasta y una ensalada fresca. No es conveniente saturar de aceite las rebanadas de berenjena cuando las vas a asar, la berenjena es absorvente como un esponja y quedarían muy grasosas.
A veces dejo que las rebanadas se tuesten un poco mas y me gusta comérmelas así solas, como si fueran papitas fritas, es también un rico snack, ¡mmmm!

martes, 13 de marzo de 2012

Filetes de Pescado a la Naranja

Una de las cosas que mas preparo en temporada de cuaresma es el filete de pescado.  Me temo que somos un poco "fastidiosos" en materia de mariscos y pescado.  Para empezar ni yo ni mi niña somos capaces de comer algo que traiga espinas.  Así que siempre tengo que lavar muy bien cada filete y revisar que no traiga espinas y en caso de traer, quitárselas.
Por lo general compro filetes de Tilapia o algún pescado de carne blanca, con pocas o nada de espinas, es lo que se come mi familia.
Para prepararlos, sigo las instrucciones de mi mama, su receta siempre es deliciosa y nunca falla.  Los sirvo con una fresca ensalada de lechuga con tomate, un simple aderezo y un arroz, para una comida sana y satisfactoria.
Filetes de Pescado a la Naranja
Ingredientes:
10 filetes de pescado tilapia o mojarra
Jugo de 4 naranjas
Jugo de 1 limón
1 cucharaditas de salsa inglesa
2 cucharaditas de sazonador cítrico Tone's (sal, cascara de limón, cebolla deshidratada, pimiento rojo deshidratado, saborizantes, ácido cítrico)
1 huevo batido con 2 cucharadas de agua
3/4 a 1 Tasa de pan molido
1 cucharada de aceite de oliva
1 cucharada de mantequilla o margarina

Procedimiento:
1.- Dejar marinando los filetes de pescado ya lavados en el jugo de naranja, limón, salsa inglesa y sazonador por media hora antes de cocinarse en una bolsa resellable o tazón tapado dentro del refrigerador. No le agrego sal porque el sazonador ya trae.

2.- Tener preparado la zona de trabajo con un platón que tenga pan molido y un sartén o sarteneta anti-adherente caliente.
3.- Poner el aceite en el sartén y la mantequilla, sacar el pescado del refrigerador, tomar un filete y escurrir bien, ponerlo directamente sobre el pan molido, cubrirlo bien y sacudir el exceso.  Colocarlo sobre la sartén.

5.- Cocinar por 4-5 minutos y voltear a fuego medio alto, después cocinar por otros 3-4 minutos a fuego medio bajo.
6.- Servir caliente con ensalada fresca.

sábado, 10 de marzo de 2012

Caldo de Pollo

Esta semana fue terrible en casa, todos enfermos, decaídos y francamente ya con ansias de la primavera.  Estos cambios de clima y viento nos traían como locos.
A pesar de que me sentía mal, tenia que hacer algo que nos cayera bien a todos, lo que siempre nos recetan nuestras mamas, lo que de seguro nos hubiera traído mi mama a casa si viviéramos en la misma ciudad... un buen caldo de pollo.
Nos revive, nos nutre, nos cae bien al estomago y esta tan ligado a los recuerdos de nuestra infancia que nos reconforta no solo por el calor que nos devuelve al cuerpo. Un caldo de pollo tenia que ser.
Otra bondad de los caldos es que podemos usar verduras que tenemos en la canasta o en el congelador, por eso es tan bueno. A veces nos saca de apuros.
Apenas di el primer sorbo cuando nos sentamos a comer y como por arte de magia, comencé a sentirme mejor.  ¡¡Como tienen razón las mamas y las abuelitas cuando nos mandan a comer un caldo, ya sea de res o de pollo!!
Caldo de Pollo
3 pechugas de pollo lavadas
2.5 litros de agua
1/2 cebolla mediana cortada en cuadritos
2 dientes de ajo enteros
1/2 rama de apio picado en cuadritos
1 zanahoria grande, pelada y cortada en cuadritos
1 calabacita grande sin las puntas, cortada en cuadritos
1/2 brocoli en trocitos
ramitas de cilantro picadas al gusto
1 cubito de concentrado de caldo de pollo

Procedimiento:
1.- En una olla grande ponemos el pollo con el agua a fuego alto. Después de que suelte el hervor espera un poco para retirar con una cuchara la espuma blanca que a veces suelta el pollo.
2.- Una vez que hayas retirado la espuma añadimos la cebolla, ajo y apio junto con el cubito de caldo de pollo. Dejar por unos 5 minutos a fuego medio.
3.- Agrega el resto de los vegetales y deja todo cocinarse a fuego medio bajo por 60 minutos.
4.- En los últimos 5 minutos agrega el cilantro picado.
5.- Sirve con rodajas de limón y un arroz.
Nota: Cuando tengo, me gusta ponerle chayote, elotes, incluso a veces le he puesto verduras de esas congeladas de coliflor y brocoli con zanahoria y también queda bueno.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Chuletas de Cordero Estilo Marroqui

Nunca antes habia probado el cordero hasta que llegue a Australia.  Alla aman y aprecian la carne de cordero y es clasico cocinar y hacer recetas de cordero para celebrar la pascua.
No sabia como prepararla ni que hacer con ella, asi que no me animaba a comprarla hasta que un dia una amiga nos invito a su casa a comer.
Hizo muchas cosas deliciosas a la parrilla, como es clásico para ellos, cuando cocinan a la parrilla (Barbeque) siempre tiene que haber comida de mar como entrada (camarones o calamares), salchichas y cordero. Todo estaba riquisimo, mi amiga es una excelente cocinera y repostera y todo fue perfecto en la comida.
Así que a partir de ahi fui adquiriendo e intentando recetas de cordero, aquí les presento una de mis predilectas, al estilo marroquí.
Chuletas de Cordero Estilo Marroquí

Ingredientes:
4 chuletas de cordero
1 cucharadita de comino molido
1 cucharadita de cilantro molido (la especia, no la hierba)
1 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de pimienta blanca molida
2 dientes de ajo finamente picados
1 cucharada de aceite de oliva
2 cucharadas de jugo de limón
Hojas de cilantro al gusto para adornar

Procedimiento:
1.- Hacerle 4 cortes a las chuletas en la parte de la grasa.  Esto es para que al cocinarse no se doblen hacia adentro y se cocinen de manera uniforme.
2.- Mezclar el resto de los ingredientes en una pastita y untarsela a las chuletas. Si puedes dejarlas marinando hasta un día (o unas horas) antes dentro de una bolsa resellable, mejor, pues tendrán mucho mejor sabor.
3.- Ponerlas a la parrilla o en sartén antiadherente a fuego medio alto, de 6 a 8 minutos por lado, dependiendo del grosor de las chuletas, es mejor agregar una cucharadita mas de aceite vegetal, para evitar que se peguen.
4.- Servir al lado de vegetales al vapor o de un deliciosos couscous, mmmm.
Nota: En latinoamerica usamos mas el cilantro como hierba, pero las semillas molidas dan un gran sabor a la comida, que son muy usadas en la cocina asiática y árabe.  Si no lo encuentras como cilantro molido, intenta bajo el nombre de Coriander.  Tiene un sabor que recuerda al sabor cítrico del limón.  De no conseguirlo también puedes usar Cardamomo molido, que también tiene un sabor critico.

jueves, 1 de marzo de 2012

Canastitas de Berenjena y Tomate

No solíamos ser muy aficionados a la berenjena de pequeños, pues casi siempre que la probábamos, de alguna u otra forma nos sabia amarga a mis hermanos y a mi. Así que mi mamá desistió y nunca mas nos la volvió a preparar.
Después en Australia, continuamente veía unas enormes y bonitas berenjenas en el mercado y siempre observaba que mucha gente la llevaba en sus compras.
Luego la probé en un platillo al salir con mi esposo a un restaurante de comida turca y cambie por completo de opinión. Tenia que haber una forma de quitarle lo amargo, o seria que solo las berenjenas en México sabían así? Leyendo en Internet me encontré que para quitarles lo amargo, puedes solucionar el problema rebanándola y untándola con sal de mar.  Luego dejarla así en un colador escurriendo sobre un plato y con algo pesado encima.
Y se resolvió el problema, después de un par de horas (a veces las dejo toda la mañana) sale el jugo de la berenjena amargo.  A continuación solo les enjuago la sal para al fin prepararlas a mi gusto.
El tip se lo pase a mi mamá, que ahora también prepara recetas con berenjena en sus menús, pues ya nos hicimos aficionadas a ella.
Ahora tenemos nuestras recetas favoritas de berenjena que les iré presentando, siendo estas canastitas una de mis favoritas
Para una fiesta, reunión especial con los amigos o simplemente como una linda botana para disfrutar mientras ves algún juego importante o la entrega de algún premio, estas canastitas no fallan.
Son unos bocados especiales y son muy fáciles de preparar, no tienen mayor ciencia. Además tienen el delicioso sabor de la berenjena y el tomate, que juntos hacen de las mejores combinaciones de sabor. Lo único que toma tiempo es el proceso que acabo de explicar para quitarle lo amargo, pero vale la pena.
Canastitas de Berenjena y Tomate
Para preparar 12 canastitas
Ingredientes:
1 diente de ajo finamente picado
3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
2 cucharadas de mantequilla
1 cucharadita de albahaca seca
Hojas de Pasta Filo
1 berenjena grande en rebanadas sin el rabo
1 tomate grande rebanado en medias lunas
 50 g o mas de queso rallado (de tu preferencia, de los que se funden).
Procedimiento:
1.- Antes de empezar, precalentar el horno a 200 C y tener todo el equipo e ingredientes listos. Tener preparada una charola para 12 muffins engrasada.  La pasta filo debe descongelarse en el refrigerador y sacarse justo antes de usarse dentro de su mismo paquete y cubierta con un pano de cocina húmedo, para evitar que se seque y se quiebre. Siempre seguir las recomendaciones del paquete, que te dirá cuanto tiempo.Si la tenias en el congelador (o nevera), hay que ponerla en el refrigerador unas 3 horas antes o mas, segun digan las instrucciones.
2.- Calentar un pequeño sartén con el aceite de oliva a fuego medio alto, bajar el fuego al mínimo y dorar ligeramente el ajo picado con la mantequilla, sin dejar que se queme y moviendo constantemente.  Retirar del fuego y vaciar a un pequeño tazón con todo y la grasa.
3.- Al pequeño tazón agregarle la albahaca seca o alguna otra hierba seca de tu predileccion, puede ser orégano o perejil y reservar.
4.- Sacar la pasta filo del refrigerador. Con unas tijeras cortar las hojas de pasta filo en cuadros, yo los corte de 9 cm X 9 cm aproximadamente. Use 4 cuadros por canastita, en total 48, las envolví en papel encerado y les puse el paño húmedo encima (que el paño no toque la pasta filo), para tenerlas listas para irlas usando.

5.- Colocar un cuadro en un orificio de la charola de muffins y acomodarlo con tus dedos para darle forma, untar toda la base y lados con el aceite de ajo con una brocha.  Acomodar otro cuadro y repetir untándole aceite, continuar de esta manera hasta terminar con los 4 cuadros. Hacer lo mismo con toda la charola de muffins hasta tener listas las 12 canastitas. Terminar untando un poquito de mas aceite.

6.- Colocar una rebanada de berenjena en el fondo de cada canasta y untar con otro poco de aceite por encima.

7.- Repetir el paso anterior pero con rebanadas de tomate, acomodándolas hasta cubrir la berenjena.

8.- Espolvorear queso rallado encima y meter al horno por 15-20 minutos, girando la charola a la mitad del tiempo o hasta que veas dorados los bordes de la pasta filo.

9.- Dejar enfriar 5 minutos y desmoldar con mucho cuidado.
Nota: Para cortar los cuadros de la pasta filo puedes usar un cuchillo o tijeras.  Para mi resulta mucho mas fácil con las tijeras, por lo mismo delicado de las hojas de pasta filo, así evito que se me rompan. Esta receta es ideal sobre todo cuando tienes sobrantes de pasta filo en el congelador, una buena manera de aprovechar lo que queda!
 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...